Nuevo en Canadá

Religion

En su característica multicultural, en Canadá se manifiestan muchos tipos de religiones diferentes, ninguna de ellas es oficial.

Religión que se practica en Canadá

Según cifras suministradas por el instituto de estadísticas de Canadá, más del 80% de la población canadiense profesa alguna creencia religiosa. 7 de cada 10 ciudadanos se confiesa cristiano, ya sea católico o protestante, las dos religiones más importantes del país.

Los católicos son el grupo religioso más numeroso, con aproximadamente el 45% de la población. Los protestantes, por su parte, representan el 30%

Otras religiones que se practican en Canadá son islamismo (2%), cristianismo ortodoxo (1,6%), judaísmo (1,2%), hinduismo (1%), sijismo (1%), budismo (1%) y numerosas religiones asiáticas.

La llegada de nuevos inmigrantes ha contribuido notablemente a configurar un perfil religioso más diverso.

La constitución canadiense establece la libertad de religión como derecho inalienable

Todos los ciudadanos tienen la libertad de profesar sus cultos y celebrar sus tradiciones religiosas, siempre que no constituyan infracciones a las leyes.

Además, los canadienses son libres de no practicar ninguna religión, si así lo prefieren. De hecho, el estado canadiense es laico.

La intolerancia religiosa es inaceptable. La libertad de culto es un valor fundamental de la sociedad canadiense.

Algunas prácticas religiosas, como la bigamia, constituyen actos ilegales en Canadá.

Los hombres y mujeres tienen los mismos derechos en Canadá, por lo tanto, no es legal ninguna práctica religiosa o tradición cultural que intente establecer una diferencia política o civil entre ambos sexos.


Cristianismo

En los primeros años de este período el cristianismo canadiense era principalmente católico del tipo francés. Tras la Guerra de los Siete Años (1756-1763) Canadá fue cedido a Gran Bretaña por Francia, acompañado de un inusitado establecimiento religioso. Por el Acta de Quebec de 1774 se garantizaba a la religión católica el libre ejercicio, y el Acta Constitucional 1791 prácticamente daba al catolicismo el control de lo que llegó al Bajo Canadá. Como resultado, el catolicismo está en posición dominante en la vida religiosa de Canadá.

La considerable inmigración protestante de los Estados Unidos e Inglaterra a Canadá, durante y después de la Guerra de Revolución dio a la Iglesia de Inglaterra un punto de apoyo en Canadá. Después de un período de prueba y error con respecto al mantenimiento estatal y a la organización eclesiástica, la Iglesia de Inglaterra en Canadá fue organizada en 1861, aunque no estaba mantenida ni gobernada por el gobierno. En 1893 se formó un sínodo general para gobernar Iglesia de Inglaterra en Canadá.

En el siglo XX esta denominación no ha mantenido numéricamente el paso con otros grupos, y parte de la razón es la menguante migración de Inglaterra. Aunque favorece la unión de una unión eclesiástica interdenominacional con el estado en Canadá, la Iglesia Inglaterra se negó a ingresar a la Iglesia Unida de Canadá , esa iglesia fue organizada en 1925 por metodistas, presbiterianos y congregacionalistas, porque los otros partidos se negaron a contra el episcopado histórico.

Aunque fue uno de los primeros grupos en empezar a trabajar en Canadá, el congregacionalismo nunca se convirtió realmente en parte prominente del cristianismo canadiense. Los bautistas presbiterianos se beneficiaron con las escisiones de esta denominación. A pesar de la valiente obra de una sociedad misionera unida organizada por congregacionalistas, bautistas, y presbiterianos en 1827, y a la obra de Sociedad Misionera Colonial formada e Inglaterra en 1836, el congregacionalismo canadiense contaba apenas con 12.586 miembros cuando la Iglesia Unida de Canadá los absorbió en 1925.


Catolicismo

El catolicismo fue la primera religión extranjera que vino a Canadá debido en parte por la colonización francesa que dominó principalmente Quebec y algunas zonas de Ontario y de las provincias marítimas. El norte canadiense prácticamente nunca llegó a ser tan católico ni hubo tanta presencia francesa, y en ese tiempo aún seguía dominada por los idiomas, costumbres y religiones de la población nativa, aunque no tardó mucho para que se extinguieran, a principios del siglo XVIII se estableció la colonización de Gran Bretaña, quienes lograron establecer la Iglesia de Inglaterra y otras misiones protestantes. Aunque Canadá fue fiel al catolicismo, expulsó a cualquier misionero protestante, mientras que Estados Unidos favoreció la religión que trajo Inglaterra.


Protestantismo

Gracias a la notable inmigración británica, y estadounidense en Canadá, países mayoritariamente protestantes, las misiones protestantes volvieron a surgir en Canadá.

  • Principales ramas protestantes:
    • Comunión Mundial de Iglesias Reformadas
      • Iglesia Unida de Canadá
      • Iglesia Presbiteriana de Canadá
    • Iglesia Aglicana de Canadá
    • Iglesia Adventista del Séptimo Día
    • Fraternidad Mundial de las Asambleas de Dios
      • Asambleas Pentecostales de Canadá
      • Asambleas de Dios Canadienses
      • Asambleas Pentecostales de Terranova y Labrador
    • La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
    • Testigos de Jehová

Canadá se consideraba un país absolutamente católico, aunque teóricamente la Iglesia sí llegó a ser protestante, (favoreciendo al Metodismo, Presbiterianismo y Luteranismo) entre los mediados del siglo XIX hasta principios de la década de 1920; seguidamente Canadá tendió nuevamente hacia el catolicismo, aunque en la década de 1960 la Iglesia protestante volvió a extenderse otra vez, siendo la segunda religión más grande en la actualidad (después de la católica). Casi un tercio de la población canadiense se confiesa protestante


Ateísmo y Agnosticismo

En la segunda mitad del siglo XX empezó a llegar a Canadá inmigración de Asia (India, Pakistán y el mundo árabe), de África subsahariana y del Sureste de Asia (Indonesia), estableciéndose nuevas colonias principalmente en Toronto, donde se encuentran pequeñas sedes del islam (mundo árabe e Irán), judaísmo (asquenazíes y sefardíes) e hinduismo (India e Indonesia).